DMR, after D-Star, is the most political of the digtial voice modes. Unlike the other modes, most DMR systems connect to a centralised server, known as a «master» and that is responsible for all of the talk group routine, personal calls, and position data interpretation and forwarding. There are three main centralised systems: BrandMeister, DMR+ (known as Phoenix in the UK), and TGIF.   What these systems have in common is that they are closed source. This is not good for the amateur community. There were mutterings about them having signed NDAs with Hytera and Motorola to get details of their internet connection protocols, which may or may not be true. Even if true, why not make the non-NDA parts of the source code open?   In the commercial world, digital voice repeaters, be they for DMR, P25, NXDN, or dPMR have limited abilities within themselves for call routing. They do include CPUs of course, but for anything other than simple point-to-point links, they are useless. This limitation is fine for what they were originally designed for, small centrally controlled networks, with or without a dispatching console function. The YCS system for System Fusion is looking to do the same for YSF and that is why I oppose it.   This model of a centralised control structure carried through to the amateur DMR networks. In its simplest form, a repeater would simply have a point-to-point network connection to the master and things would be fine. Even with a semi-distributed system, with one or more master per country, there is still some central control of the system with the power to overrule the decisions made at the local level. Such central control is also not conducive to supporting each countries requirements, and leads to much used functionality being arbitrarily removed. In the extereme case the countries master may also be removed. When such things happen you have to ask from where did they derive their authority? Who voted for them? Who made the decision and how do they know that it is correct?   In the amateur world we have gone beyond having dumb repeaters. Most MMDVM systems for example have a Raspberry Pi or similar running the system, and have the potential to provide a lot of local processing power which can be used for more complex tasks than simply routing traffic over a point-to-point link. Many sysops expressed the wish to be able to have access to multiple masters, simultaneously, and hence the DMR Gateway was born in 2017. It does complex call routing, and almost everything else, bar the position data interpretation.   In some quarters this development was opposed. I believe that the sysop should have the choice on how to route their traffic and so development went ahead and it has been enhanced since. It has been a huge success.   I think that the time has come to look at having an open source, non-centralised, DMR network. A network where no one person or group has control. We already have the beginnings of this with the HBLink and with XLX projects. If more people get involved with these projects then they will grow and offer more features as time goes on.   Some may say, what about integration of commercial repeaters like Hyteras and Motorolas? There is already a program available that converts the Hytera repeater protocol to the protocol used by the MMDVM, and integration of Motorola repeaters is possible all be it with a number of programs in series. Maybe someone will rationalise this into something simpler.
Things are already moving on this, and I hope that in the future we will see such systems appear and then DMR will be free of the tyranny of what we have now. Sysops and their users are sovereign and should not be dictated to by anybody (the same goes for software developers  ).

Jonathan  G4KLX

TRADUCCION: DEEPL.COM

El DMR, después de D-Star, es el más político de los modos de voz digital. A diferencia de los otros modos, la mayoría de los sistemas DMR se conectan a un servidor centralizado, conocido como «maestro» y que es responsable de toda la rutina del grupo de conversación, las llamadas personales, y la interpretación y reenvío de datos de posición. Hay tres sistemas centralizados principales: BrandMeister, DMR+ (conocido como Phoenix en el Reino Unido), y TGIF.

Lo que estos sistemas tienen en común es que son de fuente cerrada. Esto no es bueno para la comunidad de aficionados. Hubo murmullos acerca de que habían firmado NDA con Hytera y Motorola para obtener detalles de sus protocolos de conexión a Internet, lo que puede o no ser cierto. Incluso si es cierto, ¿por qué no hacer que las partes no NDA del código fuente sean abiertas?

En el mundo comercial, los repetidores digitales de voz, ya sea para DMR, P25, NXDN, o dPMR tienen capacidades limitadas dentro de sí mismos para el enrutamiento de llamadas. Incluyen CPUs, por supuesto, pero para cualquier otra cosa que no sean simples enlaces punto a punto, son inútiles. Esta limitación está bien para lo que fueron originalmente diseñados, pequeñas redes controladas centralmente, con o sin una función de consola de despacho. El sistema YCS para la fusión de sistemas busca hacer lo mismo para la YSF y por eso me opongo.

Este modelo de estructura de control centralizada llevó a las redes DMR de aficionados. En su forma más simple, un repetidor simplemente tendría una conexión de red punto a punto con el maestro y las cosas estarían bien. Incluso con un sistema semidistribuido, con uno o más maestros por país, todavía hay algún control central del sistema con el poder de anular las decisiones tomadas a nivel local. Ese control central tampoco favorece el cumplimiento de los requisitos de cada país y hace que se supriman arbitrariamente muchas de las funciones utilizadas. En el caso externo, también se puede eliminar el control de los países. Cuando estas cosas suceden hay que preguntarse de dónde derivan su autoridad. ¿Quién los votó? ¿Quién tomó la decisión y cómo saben que es correcta?

En el mundo amateur hemos ido más allá de tener repetidores tontos. La mayoría de los sistemas MMDVM, por ejemplo, tienen un Pi de frambuesa o similar ejecutando el sistema, y tienen el potencial de proporcionar una gran cantidad de potencia de procesamiento local que puede ser utilizado para tareas más complejas que simplemente enrutar el tráfico a través de un enlace punto a punto. Muchos operadores de sistemas expresaron el deseo de poder tener acceso a múltiples maestros, simultáneamente, y por lo tanto el Portal DMR nació en 2017. Hace el enrutamiento de llamadas complejas, y casi todo lo demás, impide la interpretación de los datos de posición.

En algunos círculos este desarrollo fue opuesto. Creo que el sistema operativo debería tener la opción de elegir cómo enrutar su tráfico y así el desarrollo siguió adelante y ha sido mejorado desde entonces. Ha sido un gran éxito.

Creo que ha llegado el momento de considerar la posibilidad de tener una red DMR de código abierto, no centralizada. Una red donde ninguna persona o grupo tenga el control. Ya tenemos los comienzos de esto con el HBLink y con los proyectos XLX. Si más gente se involucra en estos proyectos, entonces crecerán y ofrecerán más características a medida que pase el tiempo.

Algunos pueden decir, ¿qué hay de la integración de repetidores comerciales como Hyteras y Motorolas? Ya hay un programa disponible que convierte el protocolo del repetidor Hytera al protocolo usado por el MMDVM, y la integración de los repetidores Motorola es posible, ya sea con un número de programas en serie. Tal vez alguien racionalizará esto en algo más simple.

Las cosas ya se están moviendo en esto, y espero que en el futuro veamos aparecer tales sistemas y entonces el DMR estará libre de la tiranía de lo que tenemos ahora. Los Sysops y sus usuarios son soberanos y no deben ser dictados por nadie (lo mismo vale para los desarrolladores de software  ).

Jonathan G4KLX

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Fuente: OpenDV@groups.io

Ultima actualización el 26 de noviembre de 2020 por ea3huj